fbpx

Julio y agosto son meses fundamentales para la viña ya que se decide la calidad y productividad de nuestra cosecha. Es por ello que se hacen fundamentales los tratamientos orientados a mejorar factores que serán de especial interés y que afectarán a la calidad del racimo y al rendimiento de nuestra parcela, como el engorde de la uva.

Nos centraremos en productos con altos porcentajes de potasio, y bioestimulantes que ayuden a nuestro cultivo a llegar a la cosecha en unas condiciones óptimas.

El potasio afecta directamente favoreciendo la producción y la calidad; interviene en procesos de transporte y acumulación de reservas en los racimos y otras partes de la planta en forma de  hidratos de carbono, lo cual se traduce en un aumento de la longevidad y una mayor resistencia a la sequía y al frío. Estos hidratos de carbono se convertirán en azúcares, aumentando los ºBRIX del racimo.

Una deficiencia ó carencia de potasio se manifiesta como una decoloración de las hojas más jóvenes en los bordes de las hojas, que comienzan a enrollarse en el envero. En casos extremos se puede producir la caída prematura de la hoja y afectaría a la maduración del racimo y a un correcto agostamiento del sarmiento, lo cual tendría efectos negativos en la siguiente brotación.

Debemos conocer los niveles de macro y microelementos de nuestra plantación y promover un equilibrio adecuado entre todos ellos ya que, en ciertos casos, niveles muy altos de potasio pueden causar carencias de magnesio debido al antagonismo existente entre ellos.

El fósforo interviene de forma activa en el metabolismo de los glúcidos y potencia el desarrollo de raíces incrementando la resistencia a la sequía; unos niveles equilibrados de fósforo amortiguan notablemente los efectos de un exceso de nitrógeno, mejoran la maduración y favorecen un correcto agostado de la madera. Se considera un factor de calidad para obtener mostos equilibrados.

Respecto al magnesio, forma parte del núcleo activo de la clorofila, interviene en la síntesis de glúcidos y su carencia puede provocar la emisión de “nietos” así como racimos sueltos de apariencia raquítica.

CULTIMAR PLUS está indicado para ser aplicado en cualquier fase del cultivo, especialmente desde el cuajado de frutos, ayudando a la planta a que  factores adversos le afecten de la menor forma posible.

Su composición, con un 88,8% de emulsión de algas marinas se ve complementada con magnesio, azufre y boro, que favorecen la fotosíntesis y la división celular y que ayudan a superar condiciones de altas temperaturas y salinidad, regulando el potencial osmótico de la planta y favoreciendo la absorción de los nutrientes esenciales para la planta. 

FERTRAZ FRUIT es nuestra formulación estrella con altos porcentajes de fósforo y potasio fácilmente asimilable, con la que conseguiremos mejorar la resistencia a la sequía estival, favorecer la síntesis de los hidratos de carbono y proteínas necesarios para alcanzar unos niveles óptimos de azúcares y obtener frutos con mejor coloración, tamaño, uniformidad y precocidad.

“Por Santiago y Santa Ana pintan las uvas y por San Judas, ya están maduras”.

 

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Julio 2018.