I+D+i

Productos de alta calidad para la agricultura

La máxima prioridad de Cultifort es la fabricación y obtención de productos de alta calidad para la agricultura. Cultifort siempre busca fórmulas diferenciadas y eficaces que den respuesta a las necesidades técnicas en nutrición de todo tipo de cultivos: hortícolas, frutales, cítricos, olivo, viña, cereales, cultivos industriales, jardinería profesional y espacios verdes.
Cultifort apuesta por la excelencia química en todos los productos logrando formulados de riquezas muy elevadas, con gran estabilidad y asimilación, así como por la aplicación del máximo rigor en todos los procesos de la empresa por lo que nos avala la certificación internacional ISO 9001.
Cultifort cuenta con soluciones líderes en el mercado y consolidadas desde los inicios de la empresa como MICROVITAL – L, con más de tres décadas como referente en su segmento.
La gama de productos Cultifort se encuentra en continua mejora y desarrollo. Cultifort también apuesta por la eficacia biológica y fisiológica de sus productos, teniendo como objetivo la solución de los problemas de la agricultura que, lamentablemente, también van evolucionando.

METODOLOGÍA CULTIFORT

En base a este principio, Cultifort cuenta con un departamento de investigación interno y una metodología propia, además de con colaboraciones con universidades e institutos de investigación españoles y en el extranjero.

En Cultifort tenemos el compromiso con nuestros clientes de ofrecerles productos con la mayor calidad y adaptados a las limitaciones de la agricultura actual. Por ello nos esforzamos en conocer, de primera mano, la problemática de los cultivos a través de una consulta directa en campo. Una vez identificada la necesidad recurrimos a las investigaciones científicas más recientes para hallar una solución.

En nuestro laboratorio desarrollamos la formulación ideada, sometiéndola a estrictos controles de calidad que cumplen con los requisitos y necesidades de los diferentes países donde estamos presentes. Mediante los ensayos que realizamos en parcelas experimentales propias o de entidades colaboradoras, probamos la eficacia de la formulación obtenida sobre la problemática registrada.

El resultado de este riguroso proceso es la obtención de una nueva solución Cultifort de excelencia biotecnológica.

BIOTECNOLOGÍA DEFENSIVA NATURAL

En Cultifort apostamos por la calidad como máxima, por eso aplicamos el más elevado rigor en cada uno de los procesos de la compañía. Todas las nuevas soluciones que lanzamos al mercado agrícola han pasado por un proceso exhaustivo de investigación, control, desarrollo y fabricación cumpliendo con los más exigentes estándares de calidad. De esta manera obtenemos formulados de riquezas muy elevadas con gran estabilidad, de fácil y rápida asimilación por las plantas.

Desde nuestros inicios nos hemos orientado en resolver los problemas derivados de la nutrición vegetal, como la corrección de deficiencias estacionales de los cultivos, así como el control de determinadas fisiopatías y alteraciones. En los últimos años hemos desarrollado la Biotecnología Defensiva Natural, cuyo objetivo se centra en la obtención de formulaciones innovadoras que potencien la capacidad defensiva de la planta. Esta nueva línea de I+D+i es fundamental para una nueva agricultura más sostenible.

INNOVACIÓN PARA LA SOSTENIBILIDAD

La innovación es la herramienta fundamental para poner solución a los nuevos retos a los que se enfrenta la agricultura actual. Por esta razón contamos con distintos programas de investigación en colaboración con universidades españolas e internacionales, como:

  • La Universidad Politécnica de Valencia (España)
  • La Universidad de Huelva (España)
  • Odesa I.I. Mechnikov National University (Ucrania)
  • Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)
  • Universidad de Murcia

En el marco de estos programas, abordamos asuntos como el desarrollo de novedosos productos libres de residuos para adelantar la maduración de los frutos, la búsqueda de soluciones para lograr una mayor eficiencia en el uso del agua de riego o el estudio de microorganismos beneficiosos para el suelo que aumenten su fertilidad, entre otros.