Los frutos rojos son muy saludables y se caracterizan por su alta capacidad antioxidante

Figura 1. Mejora la vida post-cosecha en berries con SPIRALIS Long Life

Figura 1. Mejora la vida post-cosecha en berries con SPIRALIS Long Life

gracias a su composición y especialmente a su contenido en polifenoles (tema que ya abordamos en Cultinews anteriores https://www.cultifort.com/mejora-el-contenido-polifenolico-con-faskolor/ ).

A pesar de su alto contenido en compuestos fenólicos, los frutos rojos son muy perecederos, es decir, tienen una vida post-cosecha muy corta. Por ejemplo, el arándano rojo tiene una vida máxima de 2 a 4 meses, dependiendo de las condiciones de manejo y conservación, el arándano azul de 1 a 2 semanas, la fresa de 7 a 10 días y la frambuesa y la zarzamora de 2 a 5 días. Además, son frutos que se caracterizan por su alta susceptibilidad a los daños mecánicos y a la invasión de algunos organismos patógenos.

Estos factores contribuyen a pérdidas potenciales en post-cosecha,  por lo que es muy importante su óptima conservación, principalmente si es para mercado fresco.

Figura 2. Síntomas de pudrición por Botrytis cinérea en arándano y frambuesa (izquierda y centro) y por Rhizopus stolonifer en fresa (derecha).

Figura 2. Síntomas de pudrición por Botrytis cinérea en arándano y frambuesa (izquierda y centro) y por Rhizopus stolonifer en fresa (derecha).

Es muy importante cosechar las berries en su estado óptimo de consumo, pues son frutos no climatéricos, a excepción del arándano. Es decir, son frutos que no son capaces de seguir madurando una vez cosechados.

Otra característica importante de las berries es que son insensibles al daño por frío después de cosechadas, por lo que sería conveniente para alargar su vida post-cosecha, mantenerlas a bajas temperaturas (por encima del punto de congelación) con el objetivo de controlar posibles pudriciones.

Las principales causas del deterioro de este tipo de frutos son los daños físicos y mecánicos, las pudriciones causadas por agentes patógenos (especialmente por Botrytis cinerea y Rhizopus stolonifer), la perdida de agua y los daños provocados por concentraciones extremas de gases como por ejemplo el CO2  (utilizado para su conservación en cámaras).

Desde el Departamento Técnico de Cultifort queremos ofrecer una solución para mejorar la vida post-cosecha en berries, recomendando el uso de Spiralis Long Life o Spiralis ECO Long Life, previamente a recolección. Se trata de un bioestimulante que activa los mecanismos de autodefensa natural de las plantas frente a distintos tipos de estrés (biótico y abiótico) y acelera los procesos de lignificación de los tejidos (barrera física), mejorando ostensiblemente la vida post-cosecha y protegiendo los frutos frente a pudriciones. Además, Spiralis también puede usarse para el control preventivo frente a posibles ataques de agentes patógenos, como por ejemplo, oidio en fresa y roya en frambuesa, entre otros.

Figura 3. Efecto de Spiralis Long Life sobre la vida post-cosecha en frambuesa (https://www.youtube.com/watch?v=fenKrYrBulk )

Figura 3. Efecto de Spiralis Long Life sobre la vida post-cosecha en frambuesa (https://www.youtube.com/watch?v=fenKrYrBulk )

Su modo de acción se basa en la activación de resistencias sistémicas en la planta, aumentando la síntesis de calosa y lignina, para reforzar la pared celular, así como de fitoalexinas y proteínas PR, como por ejemplo las β-1,3-endoglucanasas y quitinasas, cuya actividad enzimática va dirigida a degradar la pared celular del patógeno invasor.

Spiralis Long Life y SPIRALIS ECO Long Life es un producto natural, compuesto principalmente por ácidos orgánicos y complejos peptídicos seleccionados, relacionados con algas verdes y rojas. No es un producto fitosanitario, se encuentra libre de residuos y está exento de plazo de seguridad.

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Marzo 2020.