fbpx

Con frecuencia, nuestros cultivos se enfrentan a condiciones ambientales adversas que tienen un impacto negativo sobre el rendimiento y la calidad de la cosecha. Frente a esta situación, hoy sabemos que las plantas son capaces de desarrollar mecanismos defensivos que les permiten sobrevivir.

Cuando una planta sufre cualquier tipo de estrés, se liberan unas sustancias denominadas elicitores que estimulan la aparición de diferentes tipos de respuesta defensiva. Por ejemplo, si la planta es atacada por un patógeno, éste secreta elicitores que inducen cambios fisiológicos en ella. En el caso de sufrir una situación de estrés debida a condiciones ambientales adversas, los elicitores abióticos son muchos agentes físicos y químicos como los metales pesados, los rayos ultravioleta o los radicales libres.

 

En la respuesta defensiva están involucradas varias moléculas orgánicas que regulan distintas rutas de señalización. Éstas tienen funciones clave en varios aspectos de la defensa de la planta, como la respuesta a factores ambientales, insectos herbívoros y microorganismos patógenos. La ruta de señalización de estas moléculas interacciona en varios puntos, funcionando como una red compleja de regulación de la respuesta defensiva de la planta.

Algunas respuestas de defensa promovidas por esta red de señalización son:

  • El reforzamiento de las paredes celulares, a través de la síntesis de calosa y lignina
  • La producción de fitoalexinas, metabolitos secundarios de alta capacidad defensiva
  • La síntesis de proteínas PR Pathogenesis-Related proteins

Además de estos mecanismos de defensa local, las rutas de señalización activan diferentes estados de resistencia inducida. Estos “estados de alerta” preparan a las plantas frente a subsiguientes ataques por patógenos, en otras partes de la planta alejadas a la zona de infección. Estas resistencias inducidas son, principalmente, la Resistencia Sistémica Adquirida o SAR, del inglés Systemic Acquired Resistance y la Resistencia Sistémica Inducida o ISR “Induced Systemic Resistance”.

La SAR es un estado de resistencia inducida por la necrosis de un tejido, y que se generaliza en toda la planta frente a un amplio espectro de patógenos biótrofos y bacterias. Está asociada a una alta expresión de proteínas PR.

La ISR es una resistencia inducida efectiva contra hongos necrótrofos, que está producida por bacterias no patógenas (PGPR) Plant-Growth Promoting Rhizobacteria. Ciertos cambios bioquímicos característicos de las plantas que expresan ISR aparecen sólo tras la infección adicional de un patógeno. Este fenómeno se conoce con el nombre de priming, potenciación o cebado.

SPIRALIS ECO Long Life, LA BIOTECNOLOGÍA DEFENSIVA NATURAL DE CULTIFORT

Las resistencias inducidas para combatir los diferentes tipos de estrés se establecen con la aplicación de agentes de origen biológico o sintético. Estas sustancias, denominadas inductores de las defensas naturales de las plantas, basan su eficacia en la inducción de los mecanismos de resistencia de las plantas tratadas, tanto a nivel local como a nivel sistémico.

Desde Cultifort contamos con SPIRALIS ECO Long Life, una solución con manganeso y zinc en forma quelatada, junto con un complejo de ácidos orgánicos y péptidos seleccionados relacionados con algas verdes y rojas, que promueve precursores de las defensas naturales de las plantas potenciando, por un lado, un incremento endógeno local y rápido de fitoalexinas y proteínas PR, e induciendo cambios estructurales en sus paredes celulares que aceleran procesos de lignificación. Y, por otro lado, estimula los niveles de respuesta inducida de la planta, que la protegen frente a posteriores situaciones de estrés.

RESULTADOS CONSEGUIDOS CON SPIRALIS ECO Long Life EN CALABACÍN, ALMERÍA

Con SPIRALIS ECO Long Life se redujo la incidencia de enfermedades hasta un 56,5%

SPIRALIS ECO Long Life se aplicó cuando el cultivo ya presentaba plantas afectadas por los principales virus (ToLCNDV, CVYV etc.) que afectan al calabacín, consiguiendo que el ataque no progresara. Por eso, desde Cultifort recomendamos el tratamiento preventivo con SPIRALIS ECO Long Life, aplicado a lo largo del ciclo del cultivo en plantaciones propensas al ataque de patógenos, para minimizar su grado de afectación.

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Enero 2019 Cultifort.