fbpx

La caída de hojas de los árboles durante los meses de otoño, anuncia la llegada del frío y, por tanto, llega el reposo vegetativo. Es tiempo de invernar, los días se hacen cortos y  bajan las temperaturas. Durante este periodo de letargo las plantas ralentizan su crecimiento llegando incluso a detenerlo por completo según especies.

Muchos frutales y cítricos necesitan acumular horas frío en sus yemas, para poder brotar y florecer en la primavera siguiente.

Para que los árboles salgan sanos y fuertes del invierno, y obtener fruta de buen calibre, con alto índice de azúcar y mejores parámetros de calidad, el estado nutricional y fitosanitario de nuestros árboles debe de ser idóneo, y esto empieza desde la raíz.

La salida del reposo invernal suele tener lugar entre el mes de febrero y marzo, en función de la zona geográfica y el tipo de suelo. En este momento las raíces de los árboles empiezan a demandar alimento, y por tanto, se reinicia el ciclo vegetativo. Es pues, el momento de aplicar soluciones que activen el suelo y faciliten la absorción radicular de los nutrientes por las plantas.

MICROVITAL-L, EL BIOACTIVADOR ORGÁNICO DEL SUELO DE CULTIFORT

MICROVITAL-L es un fertilizante líquido con magnesio, microelementos y alta concentración en moléculas flavonoides, fruto de una ardua tarea de investigación para ofrecer un producto innovador que se desmarcara de los existentes en el mercado a base de materias húmicas.

Cuenta con Certificación del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE).

MICROVITAL-L CUENTA CON UNA EXCELENTE FORMULACIÓN DE TRIPLE ACCIÓN:

  1. Por un lado, MICROVITAL-L aporta magnesio, importante para el proceso de fotosíntesis, y micronutrientes como Boro, Hierro, Manganeso y Zinc.

De esta manera se observa en la planta una mejora de la vegetación y una disminución notable de las carencias de microelementos, lo que redunda en una cosecha mayor y de la máxima calidad.

  1. Por otro lado, gracias a MICROVITAL-L mejora la absorción de los nutrientes presentes en el suelo, debido al efecto que tienen las moléculas flavonoides contenidas en su formulación, en la germinación de esporas y colonización radicular de ciertos hongos micorrícicos.

Los complejos poliflavonoides, contenidos en MICROVITAL-L, son altamente activos física, química y biológicamente. Además de ser capaces de secuestrar los oligoelementos en su interior, los poliflavonoides aportan a la planta los pilares para la síntesis de sustancias fenólicas, propiciando una mayor resistencia a enfermedades y a estrés.

  1. Por último, aplicando MICROVITAL-L se favorece la estructura y fertilidad del suelo.

Los poliflavonoides tienen la capacidad de movilizar los iones existentes en el suelo, aumentando la capacidad de intercambio catiónico del mismo, mejorando la fertilidad.

Además, el contenido en materia orgánica de MICROVITAL-L ayuda a hacer más esponjosos los suelos compactos y a mejorar la textura de los suelos excesivamente sueltos, con lo que tiende a llevar al suelo a la textura óptima.

Los exigentes controles de calidad de Cultifort hacen de MICROVITAL-L un producto limpio de gran solubilidad en agua, pudiendo ser utilizado en horticultura y arboricultura; y en cualquier modalidad de riego.

Tras la salida del reposo invernal de los frutales y cítricos, es recomendable la aplicación de MICROVITAL-L para favorecer la activación del sistema radicular, preparando el cultivo para iniciar la brotación de primavera. A partir de este momento se aconseja aplicar MICROVITAL-L a una dosis de 60 a 120 l/ha distribuido en dos o tres aplicaciones.

De esta manera conseguiremos obtener, desde la raíz, un cultivo sano sin carencias y con una producción de elevada cantidad y calidad, lo que lleva a mejorar notablemente la rentabilidad de la cosecha.

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Febrero 2019.