La bajada de temperaturas que anunció Aemet para el jueves 4 de octubre supuso en la mayoría de las Cooperativas y empresas productoras de fresa el pistoletazo de salida para esta campaña fresera 2018-2019.

La plantación de fresa en Huelva tuvo que retrasarse debido a las altas temperaturas sufridas a finales del mes de septiembre y principios de octubre, que podrían afectar al correcto desarrollo vegetativo de la planta. Planta que proviene de viveros de Castilla y León (Segovia, Ávila y Valladolid) en donde se desarrolla en los meses de primavera-verano y sufre un proceso denominado vernalización , durante el cual acumula el número de horas de frío necesarias para que posteriormente se induzca la floración.

La bajada de temperaturas que anunció Aemet para el jueves 4 de octubre supuso en la mayoría de las Cooperativas y empresas productoras de fresa el pistoletazo de salida para esta campaña fresera 2018-2019, en la que se estima que se plante una superficie similar a la del año pasado, unas 6000 hectáreas, y que si las condiciones meteorológicas lo permiten llegarán  a  consumidores de toda Europa  en fechas navideñas.

A esto hay que sumar las complicaciones sufridas por las lluvias de las últimas semanas que en ciertos casos han supuesto la paralización temporal de la plantación, que para esta campaña fresera se estima en 14 millones de plantas diarias, y sumarán aproximadamente 350 millones al final de esta etapa. A partir de este momento, comenzará la instalación de las cubiertas plásticas en los característicos invernaderos tipo túnel y el desarrollo de las múltiples variedades cultivadas en Huelva con vistas a abarcar mercados muy distintos en función del contexto.

Hay que recordar que el sector productivo de la fresa de Huelva supone un 95% de la producción  total nacional de este fruto, genera aproximadamente 10.000 empleos durante la campaña fresera, y en la campaña 2017-2018 alcanzó una producción total de 280.000 toneladas con una facturación de  437.268.000 euros.

El cultivo de berries y, particularmente de fresa, ha sido siempre de gran exigencia en productos y soluciones nutritivas de alta calidad para lograr una cosecha exitosa y una alta rentabilidad, por lo que Cultifort se ha centrado en el desarrollo de productos específicos para cada etapa de desarrollo este cultivo.

En las primeras fases de desarrollo radicular y vegetativo  son de vital importancia aplicaciones  radiculares de 5-10l/ha con MICROVITAL-L  cada 7-14 días con el que conseguiremos:

  • Mejora de la estructura y fertilidad del suelo.
  • Aporte de micronutrientes y movilización de macronutrientes.
  • Incremento de la materia orgánica del suelo y capacidad de retención de agua del suelo.
  • Incremento de la Capacidad de Intercambio Catiónico del suelo (CIC).

Para situaciones de encharcamiento y suelos poco oxigenados tan comunes en estos meses, aconsejamos la aportación de 10kg/ha cada 7-14 días con OXIFORT, fertilizante nitropotásico enriquecido con oxígeno que proporciona una oxigenación y desinfección del bulbo, evitando la asfixia radicular y la proliferación de hongos patógenos anaerobios como Phytophtora, Rhizoctonia, Pythium, Verticilium,etc. Responsables de numerosas pobredumbres.

Además, esta oxigenación de suelo potencia el desarrollo y regeneración de las raíces deterioradas y promueve la actividad microbiana, facilitando la proliferación de microorganismos necesarios para la descomposición de la materia orgánica y fomenta la actividad de bacterias aeróbicas como las nitrificantes que facilitan la asimilación de nutrientes por las plantas.

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Octubre 2018.