Con motivo de su trigésimo aniversario, el producto estrella de Cultifort fue sometido a examen con el objetivo de evaluar sus tres funciones básicas: Aporte de micronutrientes, movilización y asimilación de macronutrientes y mejora de la estructura del suelo. Los resultados confirmaron la excelencia de este producto.

MICROVITAL-L® es un fertilizante líquido con magnesio, microelementos y alta concentración en moléculas Flavonoides, con certificación del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE). MICROVITAL-L fue obtenido tras una ardua tarea de investigación para ofrecer un producto innovador que se desmarcara de los existentes en el mercado a base de materias húmicas.

Aporte de micronutrientes y movilización de macronutrientes

A mediados de mayo se plantaron 20 lechugas romanas en una parcela experimental de Cultifort con el objetivo de realizarles un análisis foliar para evaluar el contenido de micro y macronutrientes tras la aplicación de MICROVITAL-L.

Se trataron 10 lechugas con MICROVITAL-L en 3 aplicaciones vía radicular a dosis 30 cc/100 planta, dejando 10 como testigo. Además, a todas las plantas, tanto testigo como tratadas, se les aplicó 3 tratamientos vía radicular con FERKOLOR de Cultifort (dosis: 100 cc/100 planta), que aporta macronutrientes como Nitrógeno (4%), Potasio (11%), Calcio (4%) y el micronutriente Boro (0,2%).

A finales de junio se arrancaron las lechugas y fueron enviadas a un laboratorio externo donde se realizó el análisis foliar. En las figuras 1 y 2 podemos observar el incremento en contenido de macro y micronutrientes de las plantas tratadas con MICROVITAL-L respecto a las testigo.

Los resultados del análisis foliar corroboraron que al aplicar MICROVITAL-L, no sólo se aportan micronutrientes a la planta (fig. 2), sino que además se moviliza los macronutrientes presentes en el suelo, en este caso aportados en su mayoría por FERKOLOR, debido al efecto que tienen las moléculas flavonoides contenidas en MICROVITAL-L, en la germinación de esporas y colonización radicular de ciertos hongos micorrícicos. De esta manera se contribuye a una mejor asimilación de los nutrientes del suelo (fig. 1).

Mejora de la estructura y la fertilidad del suelo

Junto al Departamento de Química del Campus de Gandía de la Universidad Politécnica de Valencia se realizó una prueba en una parcela de cítricos con el fin de analizar el efecto de MICROVITAL-L sobre los parámetros que influyen en la estructura y la fertilidad del suelo (tabla 1). Se tomó una muestra de suelo donde nunca se había aplicado MICROVITAL-L, que sirvió como testigo y otra dónde se aplicó MICROVITAL-L diez días antes de muestrear.

La infiltración, definida como el proceso por el cual el agua ingresa en el  suelo a través de la superficie, se midió con un infiltrómetro MiniDisk Decagon (fig. 3). Con el aporte de MICROVITAL-L se incrementó la velocidad de infiltración casi un 14%.

Además se consiguió disminuir el 10% del contenido en elementos gruesos, permitiendo una mejor infiltración y circulación de agua y aire a través del suelo.

Figura 3. Infiltrómetro MiniDisk Decagon.

Se analizó el contenido en materia orgánica de las dos muestras de suelo, mediante el método Walkey Black, obteniéndose un incrementó de casi  un 3%. Pero además se quiso cuantificar este parámetro en un suelo en el que se lleva aplicando MICROVITAL-L durante más de 10 años. En este último, se observó un incremento de la materia orgánica de más del 100% respecto al testigo, contribuyendo a un aumento considerable de la fertilidad y capacidad de retención de agua del suelo.

Con la aplicación de MICROVITAL-L la Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC) experimentó un aumento de casi el 9%. De esta manera se vio también mejorada la fertilidad, ya que los suelos con mayor CIC pueden contener potencialmente más nutrientes por un período más largo de tiempo. 

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Julio 2018.