España se coloca en el Top10 internacional del mercado ecológico con 1.686 millones de euros en 2016, lo que supone 12,5% más que en el mismo ejercicio del año anterior.

 

Dos son los principales causantes de este hecho histórico en el mercado bio ecológico nacional, según un estudio llevado a cabo por la consultora EcoLogical: Un aumento en el número de consumidores y del consumo per cápita nacional.

Así, según este estudio, la cuota de mercado del segmento ecológico en España se sitúa en el 1,6% del mercado total de alimentación. El gasto per cápita en España alcanza los 36,3 euros, un 12,5% más con respecto al año 2015.

Respecto a la superficie agraria de cultivo ecológico, se establece en más de dos millones de hectáreas, colocándose como primer país de la Unión Europea y quinto a nivel mundial.

La falta de accesibilidad y disponibilidad del producto ecológico  se está viendo solventada gracias a el crecimiento y desarrollo del canal especializado y a una mayor implantación de la categoría bio en empresas de gran consumo. Otros canales de comercialización como Horeca, venta directa e internet también han experimentado importantes crecimientos, democratizando la oferta disponible.

En España un 30 % consumidores de producto ecológico tienen menos de 35 años.

Los millennials (generación de las personas nacidas entre 1980 y 2000)se han convertido en el principal consumidor bio nacional. Su mayor concienciación hacia hábitos de compra y consumo más saludables, el hecho de ser los nuevos padres de núcleos familias y su previsible mayor renta disponible influirá positivamente en los datos de consumo nacionales.

El esperado alza del consumo por este tipo de usuarios vendrá dado por dos factores, como se detalla en el informe de Ecological.bio “El sector ecológico en España 2018”, que toma como referencia los estudios más actualizados (Prodescon, GfK, Kantar o los internacionales de FiBL e Ifoam).

El primero, de acuerdo al citado informe, deriva de un previsible aumento de la renta disponible de estos consumidores, que  ya llevan en su ADN la compra de productos ecológicos, por lo que es de esperar que los continúen consumiendo.

Por otro lado, el hecho de que la nueva tipología de familia, jóvenes madres y padres, cuando tiene descendencia desarrollan nuevas actitudes, prioridades y motivaciones, que influirán en su comportamiento, porque  buscan de forma activa productos más saludables y nutritivos.

En conclusión, existe una relación muy estrecha entre tener familia y el consumo de productos ecológicos, ya que los padres consideran que, ante el incremento de alergias o intolerancias relacionadas con los alimentos, estos productos son la mejor opción para sus hijos.

Desde Cultifort  llevamos años siendo conscientes de las tendencias al alza en el consumo de productos ecológicos y apostamos por un consumo más responsable, por lo que trabajamos día a día en el desarrollo de productos más sostenibles que den solución a los problemas con que se encuentran día a día los agricultores. Contamos con la certificación CAAE del Comité andaluz de agricultura ecológica y con una dilatada experiencia en el sector de los productos nutricionales para agricultura, y un equipo de trabajo centrado en el desarrollo de una innovadora línea de I+D en constante búsqueda de productos que se adapten a las demandas actuales del mercado productivo.

Es por ello que en 2018 hemos lanzado al mercado dos nuevos productos con certificación ecológica  basados en el principio de la biotecnología defensiva natural, que se suman al amplio catálogo ya existente:

SPIRALIS ECO Long Life® es una solución fertilizante que contiene manganeso y zinc en forma quelatada, junto con un complejo de ácidos orgánicos y péptidos seleccionados relacionados con algas verdes y rojas, que facilitan su asimilación por la planta, con sistemia, tanto ascendente como descendente y potencian el efecto bioprotector frente a diversos factores abióticos. Promueve precursores de las defensas naturales de las plantas induciendo cambios estructurales en las paredes celulares de las plantas a nivel de su lignificación, constituyendo de este modo una barrera física frente al estrés abiótico.

SPIRALIS Long Life, La protección natural para tus cultivos

CULTINET ECO Ha sido diseñado específicamente para su uso en Cultivos Ecológicos, al incorporar extractos vegetales, que incluyen ácidos orgánicos sesquiterpenoides naturales, coadyudantes especiales y una suspensión de boro complejado. Los ácidos orgánicos naturales confieren a la formulación un efecto de jabón con alta capacidad para eliminar melazas segregadas por los insectos, sobre las cuales se desarrollan colonias de hongos saprófitos (negrilla), que impiden una actividad fotosintética adecuada de la planta y que contaminan la producción agrícola. Los coadyudantes especiales aportan un efecto defensivo asociado a su efecto humectante por su capacidad para reblandecer los caparazones de las plagas, dificultando de ese modo la fijación de insectos sobre las hojas y potenciando la acción de los fitosanitarios. El boro interviene en la síntesis de lignina y fenoles simples, ayudando de ese modo a crear una barrera física que actúa como escudo protector de la planta. Su especial proceso de formulación garantiza que no contiene sustancia tóxica alguna para el cultivo, ni para los aplicadores. No presenta plazo de seguridad tras su aplicación en cultivos ecológicos.

Hoja de palmera Cyca afectada por negrilla

 

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Junio 2018.