fbpx

Gracias a los estudios llevados a cabo en los últimos años por nutricionistas y expertos en alimentación, se ha desmontado la corriente contraria al consumo del aguacate al ser rico en grasas. Rico en grasas sí, pero grasas saludables para nuestro corazón además de una gran cantidad de antioxidantes, lo cual ha hecho definirlo como “superalimento”. El aguacate contiene entre un 14 y 15% de ácidos grasos monoinsaturados, entre los que se encuentra el ácido oleico, que aporta beneficios cardiovasculares  y ayuda a reducir el colesterol LDL ó colesterol malo y aumentar el colesterol HDL ó bueno. Vitaminas como la A,E, y C están presentes en este alimento y tienen efectos positivos en el control de la aparición de enfermedades como el cáncer, el alzéhimer ó el párkinson.

Además, contiene altas cantidades de ácido fólico y potasio, nutriente que a menudo es deficiente en nuestra dieta, y gracias a su alto contenido en carotenoides mejora el sistema inmunológico.

Esta serie de beneficios, unida a la versatilidad del aguacate en sus usos culinarios, están facilitando la llegada de este “superalimento” a multitud de hogares en todo el mundo; ha logrado hacerse un hueco en el la cocina y parece que lo ha hecho para quedarse.

España cuenta con una gran superficie de cultivo de Aguacate concentrada en la costa de las provincias de Málaga y Granada, se producen alrededor de 85.000 toneladas de las cuales exportamos aproximadamente 40.000. Sin embargo, seguimos estando por detrás de países como Perú, Chile, Israel ó Sudáfrica en exportaciones a la Unión Europea. No sólo eso, sino que importamos alrededor de 100.000 toneladas para cubrir la demanda interna de aguacate en los meses en los que la producción nacional no lo hace posible.

Es obvio que la demanda de este fruto crece, y agricultores de nuevas provincias como Huelva y Valencia, contagiados por los altos precios y la crisis que está sufriendo estos últimos años el sector citrícola se suman con éxito cada año. En algunos casos, estos agricultores no están del todo familiarizados con el cultivo, se trata de zonas en muchos casos con condiciones climáticas algo más adversas que la costa de Málaga y Granada y la elección de la zona concreta de la plantación es vital para un desarrollo óptimo del cultivo.

El  manejo del riego, abonado, poda y otros factores se hace de vital importancia. Se trata de un cultivo con una alta exigencia hídrica y en horas de luz,  y temperaturas que no sobrepasen los 38 grados ni lleguen a un grado bajo cero durante tiempo prolongado.

Respecto a factores nutricionales, es imprescindible realizar un análisis de suelo, del agua de riego y foliar para conocer de manera más precisa los requerimientos del cultivo en nuestra finca. Además de tener un correcto equilibrio de macronutrientes NPK, el cultivo del aguacate es especialmente exigente en otros micronutrientes como el calcio, magnesio, hierro, cobre, boro, y zinc.

Con el fin de lograr una nutrición adecuada y completa, Cultifort dispone de toda una gama de productos cuya aplicación se hace indispensable a lo largo del ciclo del cultivo. De forma orientativa, el calendario recomendado de aplicación de nutrientes es el siguiente:

De igual importancia son  productos como MICROVITAL-L, especialmente formulado para aplicar radicularmente y con dos funciones fundamentales: mejora de aspectos biológicos, físicos y químicos del suelo con el consiguiente incremento de absorción del N, P y K presentes en el suelo, y aporte de microelementos como Magnesio, Boro, Hierro, Manganeso y Zinc.

Además de este aporte de macro y microelementos principales, debemos tener presente el papel fundamental que juegan otros productos bioestimulantes ó con características especiales además de la función nutricional. Entre ellos cabe destacar el poder bioestimulante de la mezcla de algas marinas, aminoácidos y materia orgánica presentes en BVC 2021 ó la eficacia de la Biotecnología defensiva natural de SPIRALIS ECO Long Life  con  efecto bioprotector frente a diversos factores bióticos y abióticos.

Realizar de forma correcta y oportuna los aportes nutricionales y bioestimulantes durante todo el ciclo de cultivo es necesario para lograr los mejores rendimientos, un correcto desarrollo y una producción sostenible en el tiempo. En Cultifort contamos con productos formulados expresamente para cubrir las necesidades de cada zona y exigencias concretas, ya sea mediante su aporte en fertirrigación ó vía foliar. Pincha en este enlace para descargar CultiNews Diciembre 2018.