Volver a CARENCIAS

Ca

Calcio (CaO)

Calcio

El calcio es el componente estructural de la lámina media de la pared celular vegetal, donde cumple una función cementante como pectato cálcico. Es el encargado de impedir daños a la membrana celular, evitando el escape de sustancias intracelulares y, por tanto, mantener la integridad de la membrana.

El calcio actúa como segundo mensajero en el funcionamiento de algunas hormonas y en respuestas ambientales. Por un lado, actúa como modulador enzimático de las hormonas vegetales, regulando la germinación, el crecimiento y senescencia. Por otro lado, pequeñas variaciones de la concentración de Ca2+ pueden desencadenar mecanismos de adaptación y respuesta ambiental, frente a cambios de pH, luz, temperatura y otros que puedan tener lugar en el medio.

Además, el calcio es fundamental para la regeneración de suelos salino-sódicos para producir la floculación de las arcillas al intercambiar iones sodio por calcio, lo que permite mejorar la estructura y calidad del suelo agrícola.

ABSORCIÓN

La forma de absorción natural del Calcio es la radicular en forma de Ca+2, pudiendo ser también absorbido por las hojas.
El calcio es abundante en la mayoría de los suelos, aunque es limitante en suelos ácidos con lluvias abundantes, donde resulta necesario el aporte de carbonatos para elevar el pH.

DEFICIENCIAS

El calcio no es un elemento móvil, por eso la planta depende del proceso de transpiración para que las raíces lo absorban de la solución del suelo. Cualquier factor que altere la velocidad de transpiración, como una elevada humedad, o temperaturas extremas, puede provocar deficiencia de calcio aunque exista un nivel normal de calcio en el suelo.

Un aumento de la salinidad del suelo podría causar también deficiencia de Ca+2, al disminuir la absorción de agua por parte de la planta.

Los primeros síntomas de la deficiencia de calcio aparecen en las partes de la planta que transpiran poco agua, es decir, las hojas jóvenes y los frutos. Las hojas se muestran cloróticas, enrolladas y rizadas. Además, se retrasa el desarrollo radicular, y los frutos presentan problemas como clareta o creasing de los cítricos, rajado o splitting de cítricos y frutales, podredumbre aséptica del tomate o blossom end rot. La carencia de calcio también inhibe la germinación del polen y el crecimiento del tubo polínico.

PRODUCTOS CULTIFORT PARA LA CARENCIA DE CALCIO