fbpx

El boro es un micronutriente esencial para las plantas, ya que desempeña importantes funciones en sus diferentes procesos fisiológicos. En este artículo, nos centramos en la importancia de este elemento en los procesos de polinización y cuajado de los frutos, y les hablamos de las ventajas de aplicar CULTIBORO plus durante estas etapas.

Polinización del aguacate

La práctica totalidad del boro en la planta se encuentra en la pared celular, donde desempeña una función fundamental en la estabilidad de la misma, al formar enlaces con pectinas y polisacáridos. Por este motivo el boro, junto con el calcio, es imprescindible en los procesos metabólicos de la pared celular. Además, el boro está implicado en la preservación de las funciones de la membrana celular, al participar en el transporte de azúcares a través del floema, bajo la forma de complejos tipo borato.

El boro es fundamental en los principales procesos fisiológicos de la planta como son la división y el crecimiento celular. Pero, además, este micronutriente desempeña un papel clave en  la polinización y cuajado de los frutos. En estas etapas, el boro aumenta la viabilidad de los granos de polen. En la figura se observa la polinización de una flor de tomate. Vemos como los granos de polen desarrollan sus tubos hasta llegar al óvulo.

Se observan diferentes niveles de detalle:

A: detalle del estilo y del estigma, se observa el crecimiento de los tubos polínicos.

B: detalle del estilo, se observan los óvulos.

C: detalle del estilo y el ovario, se observan los óvulos.

D: detalle de los óvulos, con los tubos polínicos llegando a su destino.

Sin adecuados niveles de boro en la planta estos procesos no se podrían producir y no obtendríamos frutos.

ABSORCIÓN Y DÉFICIT DEL BORO

El boro se absorbe en forma de ion hidrógeno borato (H2BO3), tanto por las hojas como por las raíces. Las deficiencias de boro se suelen presentar en suelos ácidos, arenosos y con bajo contenido de materia orgánica. La deficiencia de boro va acompañada de toxicidad por aluminio (Al3+), por lo que un adecuado nivel de boro en estos suelos, contribuye a reducir la toxicidad por Al3+. Uno de los primeros síntomas de la deficiencia de boro es la inhibición en el crecimiento y desarrollo radicular. Estas raíces se hacen más susceptibles al ataque de patógenos, debido al debilitamiento de la pared celular. También cesa la división celular en los tallos y en las hojas jóvenes. Con el avance de esta deficiencia, la planta puede presentar entrenudos cortos, brotes secos, deformaciones, una baja viabilidad del polen y aborto y caída de flores.

El déficit de boro puede repercutir negativamente en gran variedad de cultivos, provocando el agrietado de las manzanas y piel rugosa, yemas triples en los cítricos, con frutos pequeños, formación de goma y momificados; necrosis apical en fresa, corrimiento de la flor en el viñedo, muerte gradual en los puntos de crecimiento apical, ramas y meristemos apicales secos en el olivo, rotura de la médula en brócoli y coliflor, podredumbre marrón de la remolacha, caída de capítulos en girasol, etc.

Para prevenir tales fisiopatías y mejorar el rendimiento de los cultivos, desde Cultifort recomendamos la aplicación de CULTIBORO plus, una formulación líquida ecológica de boro complejado con etanolamina y azúcares reductores que ayudan a la planta a asimilarlo de forma inmediata.

La aplicación de CULTIBORO plus será necesaria en frutales, cítricos, vid, olivo, hortícolas y cultivos extensivos: al inicio de la actividad vegetativa y de la floración, para mejorar la fertilidad de la flor, así como al inicio de la fructificación.

Pincha en este enlace para descargar CultiNews Abril 2019.